Pronóstico de los próximos 5 días en Santa Cruz

La Hora en Bolivia

Warning: Parameter 1 to plgContentSimpleshare::onAfterDisplayTitle() expected to be a reference, value given in /home/radioiya/public_html/sitio/libraries/joomla/event/event.php on line 68

Independencia de Santa Cruz de la Sierra: 14 de Febrero de 1825

  

En Junio del 1809 llegaron a Santa Cruz de la Sierra las noticias de la alzada independentista que se había desatado en Charcas (Sucre), llegando esas noticias a oídos de unos 150 esclavos negros que existían en el pueblo, quienes creyeron que era la hora de reclamar su libertad.

Con esa intención, idearon un plan para asesinar a sus patrones e huir aprovechando la fiesta religiosa de Nuestra Señora de la Bella o de la Asunta que se celebra el 15 de Agosto, pero, el plan fue descubierto por el subdelegado don Antonio Seoane quien detiene a todos y los envía a Charcas para ser juzgados.

A fines de 1809 llega a Santa Cruz de la Sierra el hijo de subdelegado, don Antonio Vicente Seoane y Robledo, graduado de abogado en Charcas, quien venía con las ideas de la independencia ya que había sido testigo de la levantada del 25 de mayo en Charcas.

Aquí se produce un drama entre padre e hijo, el padre que servía al rey de España y el hijo que se declaraba contrario a tal servicio y que además venía dispuesto a luchar para que se acabara el servilismo al monarca. El anciano y cansado cuerpo del Coronel Seoane descansó en paz el día 1º de abril de 1810, por lo que no pudo ser testigo de lo que haría su hijo a los pocos meses.

A los tres días de la muerte del coronel Seoane, el 4 de abril es posesionado en el cargo de subdelegado el asesor jurídico de la subdelegaría, don Pedro José Toledo Pimentel oriundo de Salta, hoy ciudad de la República Argentina, quien jura ante el Cabildo de la ciudad que tenía por alcalde a don Francisco Xavier de Cuéllar.

En agosto del 1810 algunas personalidades fueron llegando a la ciudad, quienes serían los principales actores y gestores de la revuelta independentista cruceña, como el abogado de Charcas don Juan Manuel Lemoine, le siguió a los pocos días, el capitán del ejército argentino Eustaquio Moldes y otros llegados de Cochabamba.

Seoane, quien ya llevaba casi un año en el pueblo, había difundido sus ideas de la independencia y ganado algunos adeptos, entre ellos algunos sacerdotes que durante la homilía dominical pregonaban la debilidad de la corona española en el viejo mundo y los deseos de independencia de las colonias españolas.

El 24 de septiembre de 1810, de manera clandestina se conforma la Junta Gubernativa Revolucionaria, en casa de Pedro Jiménez. El grupo tenía pensado aprovechar la fiesta de “Nuestra Señora de las Mercedes”, ya que casi todo el pueblo se hallaría en la plaza principal al concluir la procesión para tomar la gobernación e imponer la Junta Gubernativa, pero uno de los oficiales de la guardia, quienes inicialmente estaban de acuerdo con el movimiento revolucionario, denunció el hecho al subdelegado Toledo Pimentel, por lo que se abortó el proyecto.

Pero aquel glorioso 24 de septiembre, fecha en que se conforma la Junta Revolucionaria en Santa Cruz, pasaría a ser declarado el primer acto de independencia o primer grito libertario, provocado en esta región.

Fueron parte de ese grupo de patriotas, criollos cruceños como: Antonio Vicente Seoane, el Capitán Antonio Suárez, que fue incorporado a la causa patriótica, como lo fueron José Vicente Arias regidor de Cabildo, el Capitán Cosme Damián Urtubey, Antonio de Aguirre, el lectoral José Manuel Seoane, el prebendado José Francisco del Rivero del cabildo eclesiástico y otros.

Luego de reuniones secretas y negociaciones con los mandos militares de la Gobernación Intendencia, la Junta Revolucionaria al fin logra tomar la gobernación y declarar, ante el Cabildo, el nuevo orden político y la nueva administración. A raíz de la derrota de los caudillos independentistas en Sipesipe, Cochabamba, el 13 de Agosto 1811, se desmoraliza el movimiento cruceño y nuevamente toma el poder la corona española quedando a cargo de la ciudad el Comandante José Miguel Becerra.

A los pocos meses, en octubre del 1811, los patriotas nuevamente se sublevan en Cochabamba lo que dio aliento a los revolucionarios cruceños quienes, comandados por Antonio Suárez, se unes para ocupar la ciudad de Santa Cruz de la Sierra logrando tomar el poder y reinstalando la Junta Gobernativa Revolucionaria en marzo de 1813.

Pasado unos meses, enviados por el General Belgrano desde la Argentina para apoyar a las fuerzas cruceñas y así ayudar a la gesta libertaria de América, llega a Santa Cruz de la Sierra el Coronel Ignacio Warnes acompañado por el Mayor José Manuel Mercado, apodado “El Colorado”, por el color rojizo de su piel.  

Para consolidar la gesta libertaria, asume como gobernador de Santa Cruz el Cnel. Warnes quien, al ver que la aristocrática clase alta de la sociedad cruceña no compartía las ideas de libertad, recurrió a las clases bajas y de campesinos para agrupar un ejercito que llamó “Los Pardos Libres” e ir a combatir al Ejército Real, junto con el general Juan Antonio Álvarez de Arenales y muchos patriotas más.

El Ejército Real, comandado por el Gral. Joaquín de La Pezuela, envía a Santa Cruz de la Sierra al Cnel. José Joaquín Blanco con ochocientos hombres para tomar la ciudad y reducir a los patriotas, produciéndose la primera batalla a la altura de San Pedrillo, el día 4 de febrero, en donde sale victorioso el ejército realista, para luego tomar el control de Santa Cruz de la Sierra, en donde hace fusilar a los patriotas y a oficiales de Warnes, quien se encontraba en la zona de Florida.

En la población de Florida, el 25 de mayo de 1814, se produce la segunda batalla por la independencia, donde se enfrenta el Ejército Cruceño de Warnes contra el de Blanco, saliendo victoriosos los Patriotas, dando muerte al Coronel Blanco y tomando nuevamente el control de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, mientras que el gobernador Udaeta, dejado por Blanco, huía hacia Chiquitos.

Warnes persigue a Udatea hasta la zona de San Rafael de Velasco, y allí se enfrenta con él y lo derrota en la Batalla de Santa Bárbara el 7 de octubre de 1815. A los pocos años, el General Pazuela envía a esta ciudad al teniente coronel cruceño don Francisco Xavier Aguilera al mando de mil seiscientos hombres, con la finalidad de aplacar las ansias de independencia del pueblo cruceño.

La gran batalla entre las tropas reales, comandadas por Aguilera y el Ejército Cruceño comandados por Ignacio Warnes se enfrentaron en El Pari (Hoy plaza del mismo nombre) el 21 de noviembre de 1816. En dicha batalla, el Coronel Warnes muere y su cabeza es colocada en una picota en la Plaza principal de la ciudad, tomando Aguilera el control y mando de la capital cruceña. El grupo de patriotas sobrevivientes queda al mando del “Colorao” Mercado y José Manuel Baca. “Cañoto”, quienes durante muchos años atacaron constantemente a las fuerzas de Aguilera. Cuando se sabe de las victorias de Simón Bolívar en la Batalla de Junín el 6 de Agosto de 1824, y la de Antonio José de Sucre en Ayacucho el 9 de diciembre del mismo año, además del victorioso levantamiento de Cochabamba el 14 de enero de 1825, las tropas de Aguilera se rebelan contra su mando y lo toman preso, enviándolo a Cochabamba en calidad de detenido.

El 26 de enero Vallegrande se une al grito de libertad y, posteriormente, el 14 de febrero, lo hace Santa Cruz de la Sierra, designando a las nuevas autoridades, con lo que queda erradicado el dominio español de las tierras cruceñas, bolivianas y americanas.

Las nuevas autoridades que se hicieron cargo de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra independiente fueron: José Manuel Mercado  “El Colorao” como gobernador – presidente del departamento de Santa Cruz, Antonio Vicente Seoane como diputado por Santa Cruz de la Sierra, Vicente Caballero como diputado por la provincia de Vallegrande, el capitán José Menacho como Comandante Militar y José Ignacio Méndez como presidente del Cabildo Municipal.

Una vez liberados los territorios, el General Antonio José de Sucre convoca a todas las provincias liberadas del Alto Perú a una gran Asamblea Deliberante, en la que se iba a decidir el camino a seguir.

Según decreto del general Sucre, debía ir un representante por cada provincia, a Santa Cruz le correspondían 5 representantes, uno por cada región cruceña, pero tan solo fueron dos delegados.

Según decreto del General Sucre a Santa Cruz le correspondían 5 representantes, uno por región cruceña, pero debido a la falta de caminos y de comunicación tan solo fueron 2 representantes. Así, con ausencia de los representantes cruceños, el 6 de agosto de 1825 se instaura la Asamblea General con 47 Diputados. Bolivia nace República sin contar con los diputados por Santa Cruz, ya que tan solo llegó Seoane, ya que el diputado Vicente Caballero, representante de Vallegrande, llegó, juró y firmó el Acta de la Independencia el 9 de agosto de 1825; todo estaba consumado.        

FUENTE: Pequeña Enciclopedia Histórica de Santa Cruz – Bismark A. Cuéllar Chávez  

     

  Share

Libres Pensadores

  

¡Despenalicemos las drogas!
Javier Paz García

  

Brú: “Soy socialista extremo”
Esteban Farfán Romero

  

Federalismo Un Nuevo Modelo de Estado
Ignacio Baca Chaves

Destacados

Batalla de Florida

La Batalla de Florida sucedió el 25 de mayo de 1814, se libró en los márgenes del río Piraí. Fue una importante victoria patriota ya que después de esta, Santa Cruz de la Sierra fue retomada por los patriotas.

En la madrugada del 25 de mayo, el coronel Blanco divisó tropas patriotas y atacó a las avanzadas de José Manuel Mercado, las que retrocedieron lentamente para incorporarse a la caballería de Ignacio Warnes, tal y como estaba dispuesto en el plan de ataque. No fue posible alcanzar la margen norte del río Piraí, por parte del jefe realista sino hasta el mediodía.

Ver más [+]

Habla popular Camba

Entramparse.- Contraer deudas.

Entromparse.- Manifestar enfado por algo y no dirigir la palabra a los circunstantes.

Ererú.- Guar. Eire, eirerú. Cierta clase de abeja silvestre.

Escotero.- Ant. Viajero a caballo que una jornada dolo sin carga ninguna.

Espequi.- Palanca de madera recia y ligeramente corva, que está unida al eje del trapiche para la caña y pone éste en movimiento, a fuerza de tracción animal. 

Ver más [+]

Nuestras Visitas

VISITANTES: 8,728,023
pie-logo.gif
Hoy, Lunes
28/07/2014